Que ver en Segovia – La Catedral de Segovia

Catedral-Segovia

 

Hablar de la Catedral de Segovia es hablar de historia y tradición. Sin lugar a dudas, uno de los templos más bellos que podemos encontrar en nuestro país, situado en pleno corazón de una ciudad mágica.

Para remontarnos a sus orígenes tenemos que viajar hasta 1525, año en el que comenzó a construirse bajo la supervisión de la familia de arquitectos Gil de Hontañón y con la participación desinteresada de los ciudadanos de Segovia.

Situada en plena Plaza Mayor, la Catedral de Segovia lleva casi 500 años siendo el lugar de culto favorito de los segovianos, además de un monumento de increíble atracción turística.

Llama la atención la altura y enormidad de su torre principal, constituida como uno de los mejores miradores de Segovia y que estuvo habitada por un campanero hasta mediados del siglo XX. En la actualidad, sólo es posible acceder a ella bajo un permiso especial concedido por el Cabildo, pero continúa mereciendo la pena contemplar su belleza desde el exterior.

Afortunadamente, el resto del interior de esta maravilla arquitectónica sí que está abierto al público y es sin duda, una de las visitas obligadas para todo turista. Se trata de un espacio caracterizado por su amplitud y por una atmósfera especial, llena de paz y armonía. Dividido en distintas capillas y  repleto de un sinfín de detalles que hacen de cada vistazo un recuerdo inolvidable.

Es imposible entender Segovia dejando a un lado este maravilloso templo histórico. Y es que, es complicado encontrar un mejor plan de cara al fin de semana que una parada en Segovia con visita al Acueducto, el Alcázar y su espléndida Catedral, acompañada como no, de los mayores manjares de la región, entre el que destaca por supuesto, el famoso cochinillo segoviano.

Los vitrales de la Catedral de Segovia

Resulta difícil quedarse con algún aspecto en concreto cuando hablamos de la Catedral de Segovia. Pero si hay algo que seguro merece atención especial, además por supuesto de su imponente presencia, son sus vidrieras. Los vitrales de la Catedral de Segovia son uno de los conjuntos de vidrieras más importantes de nuestro país. Distribuidos en tres fases diferentes, según su siglo de creación, este maravilloso conjunto de 65 piezas en total, es sencillamente único.

vitrales-catedral-segovia

La primera fase data del siglo XVI y lleva la firma de artistas renacentistas como Pierres de Holanda, Pierres de Chivarri, Gualter de Ronch, Nicolás de Holanda o Nicolás de Vergara.

La segunda de ellas fue creada en el siglo XVII, de la mano de Fernando Herranz, mientras que la tercera es algo más actual, fijándose su fecha de creación en 1916, cuando la Casa Maumejean de Madrid se encargó de su realización para adornar la capilla mayor.

 

Descripción
Fecha
Nombre
Catedral de Segovia
Valoración
5

Written by

El placer de comer en Segovia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.